Historia de la Isla Feliz

La historia de Aruba comienza con sus primeros habitantes, quienes llegaron en pequeñas embarcaciones hace unos 4000 años desde América del Sur. Estos primeros indígenas eran cazadores y recolectores que vivían en pequeños grupos dispersos. Los indios Caquetio de la tribu de los Arawak, sembradores, llegaron alrededor del año 1000 DC y se establecieron en tres grandes villas.

El primer europeo en llegar a las costas de la isla de Aruba fue el explorador español Alonso de Ojeda, quien se estima llegó en 1499. Los españoles habían exportado indígenas a la Isla de Española para trabajar en las minas de cobre, aunque muchos de ellos más adelante volvieron al trabajo de crianza de caballos y ganado. A lo largo de los años subsiguientes, según expertos en la historia de Aruba, la propiedad de la Isla cambió de manos en varias oportunidades. En 1636, cerca de la culminación de la Guerra de los 80 Años entre España y Holanda, los holandeses tomaron posesión de la Isla la mantuvieron bajo su control durante casi dos centenarios. En 1805, durante las Guerras Napoleónicas, los ingleses tomaron breve posesión de Aruba, pero finalmente retornó al mando de los holandeses en 1816.

En 1824 se descubrió oro en Rooi Fluit, sobre la costa norte. La minería era manual hasta que se empezaron a importar máquinas. En 1872 se construyó una gran fundidora en Bushiribana, seguida de otra fundición que se construyó 27 años más tarde en Balashi. La minería de oro terminó en 1916 cuando estalló la I Guerra Mundial.

La minería de fosfato comenzó en 1879 y Aruba exportó el material en bruto hasta 1941. Entre otros emprendimientos comerciales se cuentan la crianza de cochinillas, un insecto del cactus que produce un agente colorante: raíz del árbol de watapana, que contiene taninos; pequeños cultivos de gusano de seda, tabaco, algodón, maní y, lo más importante, el cultivo de aloe y la refinación de petróleo.

Al comienzo del siglo XX, la economía de Aruba dependió, en gran medida, del cultivo de aloe y un tercio de la Isla estaba cubierto con sus plantaciones. Su suelo de textura arcillosa produce un producto de calidad superior que la convirtió, según la historia de Aruba, en el más grande exportador de aloe en el mundo.

En 1928, Royal Ducht Shell construyó la refinería Eagle Oil, seguida de Lago Oil y Transport Company Ltd en San Nicolás. En 1932, la Standard Oil Company de New Jersey (Esso, ahora conocida como Exxon) adquirió Lago. En el momento de más actividad en 1949, la refinería llegó a tener 8.000 empleados.

Tras enfrentar muchos retos, la refinería fue clausurada en 1985, lo que abrió una ventana al turismo de Aruba, que se ha convertido ahora en la principal actividad económica de Aruba. Coastal Oil Company de Houston, Texas, volvió a abrir la refinería en 1991, ahora bajo el nombre de Valero Energy Corporation.

Se puede tener un vistazo de los asentamientos indígenas en los tiempos coloniales y hasta la era moderna en casas históricas, sitios de interés cultural y museos, que hacen parte de la historia de Aruba.

tour historico de aruba

historia de aruba